AMETROPÍAS Y PRESBICIA

 

                                                     MIOPÍA

   

 

DEFINICIÓN

 

 La miopía recibe popularmente el apelativo de vista corta porque permite ver bien a distancias cortas, a costa de ver mal de lejos. La persona miope, cuando mira de lejos sin sus gafas, entrecierra los ojos para ver mejor.

 

CAUSAS   

 

En la actualidad, diferentes estudios han demostrado que la miopía se produce con frecuencias diferentes según algunas situaciones culturales, tipos de actividades laborales, razas y ecosistemas ambientales. Se ha ratificado que hay un mayor incremento de miopes en personas que habitan en las ciudades, apoyando la teoría que incide sobre los factores externos que favorecen la aparición sistemática de la miopía (mayores hábitos de lectura, escolarización, estudios superiores, labores en visión próxima…).

 

DETECCIÓN

 

La miopía se desarrolla en algunos niños durante su edad escolar, los síntomas que pueden observar padres y educadores son: ve mal de lejos, guiña los ojos, se acerca a la televisión, se acerca a los libros, no ve bien la pizarra, a veces sufre dolores de cabeza, les gusta leer pero no perciben la falta de iluminación, le pueden pedir al profesor que le coloque en las primeras filas…

En general, el miope no nace sino que se hace, aparece entre los 8 y 12 años, y entre los 10-16 años puede ver como aumenta de año en año a veces hasta los 20. También puede aparecer una disminución de la agudeza visual de lejos por realizar un intenso trabajo de cerca (ordenadores, maquinitas), que a veces se considera una miopía y que en realidad es un problema de acomodación unido a un mal rendimiento visual.

         Es interesante tomar ciertas precauciones, especialmente en los casos de predisposición genética. El seguimiento de unas normas de higiene visual y el tratamiento optométrico adecuado podrá frenar su evolución.

 

TRATAMIENTO

 La miopía, al igual que otras anomalías de índole refractivo, no es una enfermedad, y por eso no se cura, sino que se compensa. El Optico-Optometrista, después de realizar el examen visual, adoptará las medidas adecuadas y prescribirá los medios compensadores (gafas, lentes de contacto y/o entrenamiento visual). Un examen visual periódico determinará si el sistema corre el riesgo de degradarse produciendo un aumento de la miopía.

 

 

HIPERMETROPÍA

 

DEFINICIÓN

 

Es un estado de insuficiente capacidad del sistema óptico ocular, para trasladar la luz a la retina proveniente del mundo que nos rodea.  Muchas personas tienen la idea de que el hipermétrope es alguien que ´ve bien´, pero en la mayoría de los casos ese ´ver bien´ se consigue con importante derroche de energía y, por tanto, una sustancial fatiga visual y física en general.

 

CAUSAS

 

El hipermétrope puede enfocar imágenes encontradas a distancias medias ó lejanas a costa de un esfuerzo acomodativo continuo, pero tienen mayor dificultad     para enfocar con nitidez objetos cercanos ó realizar trabajos en visión próxima, como

coser, leer y escribir. El esfuerzo producido por los ojos causa fatigas, tensión e incomodidad. Estas personas pueden tener una agudeza visual del 100% y, sin embargo, necesitar lentes correctoras para conseguir una visión confortable y eficaz.

 

DETECCIÓN

        

Un hipermétrope, sin compensación óptica alguna, sentirá en la mayoría de los casos una animadversión al estudio y, en líneas generales, manifestará algunos trastornos astenópicos: dolores de cabeza, fatiga visual, pereza en la lectura, sensación de picor, escozor ó enrojecimiento ocular, imposibilidad de concentración, fotofobia, irritabilidad ó nerviosismo después de una concentración visual sostenida, se les describe como inteligentes pero ´vagos´.

 

TRATAMIENTO

 

Con los resultados obtenidos del examen visual, se prescribirá la solución más idónea, que será siempre con lentes convexas (positivas), a fin de reducir el estrés visual y los dolores de cabeza resultantes. El hipermétrope compensado verá con una mayor nitidez y sin fatiga ocular, incluso en periodos de lectura ó trabajo de cerca prolongado.

 

 

 

ASTIGMATISMO

 

 

DEFINICIÓN

 

El astigmatismo es una condición refractiva de nuestro sistema visual en  la que la focalización se produce en planos distintos. Un miope ó un hipermétrope tienen su defecto de refracción por igual, en todos los ejes del ojo, mientras que una persona astígmata no; por tanto, verá mal tanto de lejos como de cerca.

El astigmatismo es habitual en el ojo. Más del 90% de las personas lo tienen, pero su solución con lentes compensadoras ó con un tratamiento específico dependerá de su magnitud y la existencia de otras anomalías refractivas que disminuyan la agudeza visual. El profesional de la visión decidirá la solución optométrica ideal para cada persona, ya que el astigmatismo suele aparecer unido a la miopía ó a la hipermetropía.

 

CAUSAS

 

El astigmatismo corneal está presente en el nacimiento y varía generalmente poco. Puede haber variaciones coincidiendo con etapas de desarrollo físico, niñez, adolescencia, madurez y vejez.

         Cuando es importante, provoca una visión deformada y a ratos borrosa, de los objetos observados. La deformación se hace particularmente manifiesta cuando la cosa observada está formada por líneas ó cuadrículas.

 

DETECCIÓN

 

Los síntomas más comunes de la persona que presenta astigmatismo son: molestias en la nuca, mala agudeza visual de lejos, picor, escozor y/ó enrojecimiento de ojos, sensación de arenilla, dolores de cabeza en nuca y frente, vicios posturales, problemas en el cambio de visión de cerca/lejos.

 

TRATAMIENTO

 

Antes de tratar a una persona astígmata, el Optico-Optometrista comprobará si el astigmatismo es ó no fisiológico. Si no lo es, se procederá inmediatamente con el mejor tratamiento: gafas ó lentes de contacto. Si es un astigmatismo acomodativo, el tratamiento que se llevará a cabo se basará en la solución de la anomalía de visión binocular de que se trate mediante la utilización de técnicas y programas específicos de entrenamiento visual.

 

El astígmata precisa seguimiento. En los grandes astigmatismos compensados por primera vez, el paciente debe saber que podrá experimentar pequeños vértigos pasajeros, al menos durante los primeros días, y verá los objetos nítidos pero deformados. El cerebro debe habituarse a la nueva situación, pero se adapta con el tiempo y al final la visión es nítida.

 

 

LA PRESBICIA

 

DEFINICIÓN

 

La presbicia, conocida comúnmente como "vista cansada", es la dificultad para ver de cerca. Los cambios producidos por la edad reducen el poder de acomodación de modo progresivo e irreversible.

 

CAUSAS

 

Como consecuencia del envejecimiento se producen dos efectos:
    - el músculo ciliar pierde elasticidad y potencia
    - el cristalino pierde elasticidad.
Debido a esto, el ojo ve reducida su capacidad de acomodación y por tanto para ver de cerca: Esto se denomina presbicia.
Es pues una condición fisiológica, no patológica.
La pérdida de capacidad de acomodación no es repentina, sino que comienza en la juventud y se hace patente en torno a los 40 - 45, aumentando progresivamente hasta llegar a una diferencia de alrededor de 3 dioptrías entre la graduación de lejos y la de cerca.

 

 

DETECCIÓN

 

La aparición de la presbicia es inevitable. Comienza a manifestarse entre los 40 y los 45 años y afecta a prácticamente el100% de los individuos de más de 50 años. 

Afecta tanto a miopes como a hipermétropes, aunque se manifiesta antes en estos últimos, sobre todo si no han tratado su hipermetropía. Otros factores que pueden acentuar la presbicia son:
- diabetes
- anemia
- ciertos medicamentos
- hábitos que impliquen el uso constante de la visión de cerca.

 

Los síntomas de la presbicia son:
-Dificultad para enfocar objetos cercanos, por lo que el individuo tiende a aumentar la distancia entre el objeto y los ojos. Un gesto muy característico del presbita (persona que padece de vista cansada) al leer es extender los brazos para separar la lectura de los ojos hasta una distancia que le permita distinguir las letras con mayor nitidez.
-Necesidad de más luz para leer o realizar otras tareas similares.

 

 

TRATAMIENTO

 

La presbicia puede plantear otros problemas más allá de la mera dificultad de visión. Hay personas a las que les cuesta asumir que ya no ven bien de cerca, especialmente si siempre han gozado de una buena visión. El hecho de tener que depender de gafas o de lentes de contacto les resulta incómodo e incluso vergonzante por considerarlas una manifestación de la edad. En otras ocasiones arguyen que si se acostumbran a las gafas ya nunca podrán prescindir de ellas. Ha de tenerse en cuenta que la presbicia se acentúa con el paso de los años tanto si se usan gafas como si no. Si no se emplea una corrección óptica adecuada, se está sometiendo al ojo a un sobreesfuerzo innecesario.
Es fundamental que asuman la nueva situación y tras los exámenes pertinentes, en nuestro centro los ópticos-optometrístas le orientará hacia la solución más adecuada a sus necesidades.
También ha de recordarse que la presbicia evoluciona con el tiempo, de manera que una determinada corrección óptica es válida durante unos dos años. Transcurrido dicho periodo es conveniente acudir a una nueva revisión. 
Por último es importante advertir contra la práctica de adquirir las lentes correctoras en cualquier sitio. Sólo el especialista puede prescribir una corrección. Cualquier otra cosa es jugar con la salud.